Iniciar sesión

REEVO ✱ Red de Educación Alternativa

Jardín Infantil Bauhaus: Una Propuesta Diferente

    Monty Melendez Ruiz
    Por Monty Melendez Ruiz - 29/08/2017
    Jardín Infantil Bauhaus: Una Propuesta Diferente

    Cuando recién oí hablar del Jardín Infantil Bauhaus, la curiosidad fue inmediata. Me interesaba conocer un proyecto con un nombre tan potente que además está inspirado en la filosofía Reggio Emilia, una combinación especial, a mi juicio. Lo primero que observé al entrar al recinto fueron pequeños cantando entre decoraciones de árboles, arenas de colores y obras del artista plástico Pedro León Ramírez; fundador del lugar.

    Jardín Infantil Bauhaus es una iniciativa que mezcla fundamentos de pedagogías alternativas, formando un proyecto educativo único y especial que está ubicado en Bogotá, Colombia. A la cabeza de éste se encuentran Pedro León Ramírez y su esposa Mariam Trivino, una pareja cuyo sueño en común era dar vida a su propia filosofía educativa. “El proyecto nace el año 2010 y en enero 2011 abrimos puertas al público y ya llevamos siete años con esta idea de cambiar la sociedad a partir de sus ciudadanos más pequeños”, comenta Pedro.

    “Transformación pedagógica”

    Con respecto a los fundamentos de su pedagogía, comentan que “nuestra filosofía educativa es una educación consciente y hemos ido desarrollándolo a partir de la construcción con las familias, de escuchar a los niños pero también de proponer un cambio a la educación tradicional. Vivimos revisando nuestro proyecto pedagógico todo el tiempo, porque una escuela que no se mueve es una escuela que se muere”.

    El proyecto cuenta con ideas relevantes de pedagogías alternativas como Reggio Emilia, Waldorf y fundamentos pedagógicos de Piaget y Vygotsky; rescatando de cada uno lo que para ellos tiene más sentido. Finalmente, mezclan estas ideas con las suyas para crear algo propio. “Empiezo a tejer una mochila desde mi propio equipaje y hoy en día siento que hemos construido un proyecto bastante sólido, que tiene un porqué para todo y que su filosofía es tan fuerte que penetra en las familias y en el entorno. Las familias nos escriben contándonos que Bauhaus es una experiencia de vida maravillosa, que nunca lo olvidarán y sentimos que eso es lo más importante para nosotros, que finalmente ese es nuestro objetivo”, comenta Pedro.

    El día a día del jardín

    En Jardín Infantil Bauhaus se trabaja por proyectos que nacen del interés y curiosidad de los propios pequeños, para lo que cuentan con distintos profesionales que cumplen la función de atelieristas. Los talleres Bauhaus incluyen: atelier de ciencias, atelier plástico, atelier musical, atelier de teatro libre y atelier de diseño, donde se hacen objetos musicales para niños y distintos dispositivos pedagógicos.

    “Los licenciados en preescolar responsables de cada grupo generan proyectos a partir de las inquietudes de los pequeños. Luego los atelieristas trabajan la propuesta de cada grupo desde su lenguaje. Estos talleres son maravillosos, porque los niños realmente están en contacto con un profesional de su área, haciendo un proyecto como lo haría alguien en un centro de investigación profesional”, explica Pedro.

     

    Los padres

    Siendo Jardín Infantil Bauhaus un proyecto diferente, el apoyo de los padres es fundamental. Sobre esto Pedro comenta, “la participación de los padres en un proyecto como éste es muy importante, porque aquí es un proyecto de estar, de participar. Aunque no tengamos tareas o deberes escolares, los chicos van a casa con inquietudes sobre sus proyectos. Incluso muchos desarrollan parte de estos por motivación propia en casa y eso hace que el padre empiece a tomar una conciencia distinta de lo que es un deber escolar. Se vuelven investigadores con sus hijos, comparten sus dudas, sus conocimientos y sus hallazgos y aprenden a generar una relación diferente en casa”.

    Eco house

    Bauhaus cuenta con una casa ecológica donde los pequeños tienen relación con la naturaleza.Este lugar de encuentro está diseñado para que los pequeños puedan descubrir posibilidades a través del contacto con lo natural. Mariam y Pedro poseen un espacio llamado ecohouse en Cundinamarca, al cual van frecuentemente. Éste permite ampliar el espacio del niño,es decir, al conocer las afueras de Bogotá los pequeños aprenden que el mundo es más amplio que su escuela y su hogar. En la ecohouse también “cultivamos nuestros propios productos orgánicos con los cuales se surten las cocinas de los jardines Bauhaus, tenemos gallinitas libres y felices… entonces tenemos nuestra propia dieta basada en nuestros productos orgánicos”, mencionan sus fundadores.

    Una iniciativa conjunta

    Mariam, esposa de Pedro, también forma parte de la Tienda Bauhaus, que fabrica y diseña el material didáctico y pedagógico de los jardines Bauhaus. Pedro comenta: “no encontrábamos en el mercado las cosas que necesitábamos y empezamos a proponerlas, sobre todo a construir estos dispositivos pedagógicos que yo he tenido en mi mente durante todos estos años, porque son dispositivos donde el niño en su uso libre va a aprender, sin que nadie le explique, sin que tenga una instrucción y el objeto enseña por sí mismo”.

    Conociendo estos fundamentos, aquellos pequeños cantando entre árboles cobran una dimensión mucho más profunda, ya que muestran que el proyecto educativo de Pedro y Mariam es una propuesta que escapa de las metodologías tradicionales y se ha basado en las propias necesidades de los niños desde hace más de seis años.