Iniciar sesión

REEVO ✱ Red de Educación Alternativa

Educaciones posibles en transformación

Educaciones posibles en transformación

 

Resistencia nos recibìa fría como pocas veces, como invitándonos a estar cerca, a llenarnos de sol, de fuego, de confraternidad, de comida colectiva, de música, de risas y sobre todo, como una oportunidad para que la autogestiòn nos encuentre en la acción concreta, de llevar adelante el 8vo Encuentro Plural de Educaciones Posibles de a muchos, sin jerarquías, sin autoridad, sin norma.

La llegada nos tenìa a un puñado de adultas foráneas acompañando la gestión local de las compañeras de Ñanduti y de la Escuela Publica de Gestion Social Nº1 Héroes y Heroínas Latinoamericanas, cocinando un mate cocido para quienes llegaban de viajar 16 hs en micros.

La diversidad estaba clara ya en la llegada: grandes, chicxs, jòvenes, jòvenes tardìos, blancas, mestizas, originarixs, argentinxs, santafecinos, mexicana, litoraleñxs, Qom, porteñxs, rosarinos, bonaerenses, uruguayos, altos y chaparritas, compas feministas, compas trans, compas machos, cuyanas, risueños, duras, todas, todos y todes siendo espejo de la patria de las diversidades, y dejando que esas diversidades se reflejen en una agenda virgen que fuimos dibujando entre todas, como el guiso que de a varias manos preparábamos y que todxs comiamos con el mismo amor que lo habían preparado; intercambiábamos semillas, reíamos y nos dejábamos atravesar enteras por el frio que en la noche acechaba las carpas.

Una reserva natural que entre aguas de río, monos gritones que nos mostraban sus familias sobre los árboles, y un especial olor a tierra chaqueña: nuestros espíritus ancestrales se dejaban llevar y se permitían un encuentro real como suele significar el EPEP.

Lo que comenzó como una agenda vacía con palabras inconexas, fue convirtiéndose en experiencia vivencial. Lo vivido, lo sentido, lo pensado, lo político, lo experimentado, lo reflexionado, comenzaron a cruzarse en un tejido complejo donde referentes con décadas de experiencia se sentaban par a par con recién llegadxs sin cortarse la palabra, donde la palabra del proyecto más pequeño e incipiente vale tanto como la de organizaciones de base, donde bailar con ojos cerrados a las 8 de la mañana existe, es permitido y celebrado. Un tejido que se deja rasgar la voz de la tierra a través de los compañeros wichis, guaraníes y las compañeras qom , que nos invitaban a recordar quienes somos y de dónde venimos. Somos aquellxs educadores y adolescentes que se permitían llorar al oír los testimonios del dolor de las compañeras del Mocha Celis, el bachi trans que nos alegró a todxs con su presencia, y tambièn somos esos compas héteros que trataban de aprender chacarera de un estudiante chaqueño que resiste el patriarcado haciendo cuerpo su libresexualidad. Somos todo eso que amontona la geografìa poscolonial, con la frescura, la bravura y el crisol de colores y de olores que se fundían entre el humo del fuego sagrado.

Tres días de una convivencia curiosa entre la reflexión del pasado, la práctica del presente, y la ilusión de otro futuro. Talleres de construcción de instrumentos y juegos populares sucediendo a la par de una mesa de trabajo y planificación política para el reconocimiento de la gestión social y cooperativa de la educación; conversaciones circulares sobre el patriarcado, las diversidades sexuales y las infancias trans, compartiendo agenda con círculos de des-escolarización y educación emocional; mientras nuestros celulares inteligentes enviaban y recibían mensajes de nuestros compañerxs de la red en Nuestra América, que de distintos modos se hacían presentes en nuestro festival de diversidades. Diversidades que se ven cuando irrumpieron en un sábado cualquiera un grupo de jóvenes en el barrio el Mate Cocido, para visitar la primer escuela de gestión social del Chaco, en paralelo con una sesión de terapia colectiva de proyectos educativos. Todas conviviendo, compartiendo en la diferencia, sin nada, o casi nada de mecanismos homogeneizantes en la experiencia de aprendizaje.

¿Qué hacíamos allí en medio de un país en crisis y una región golpeada por el neoliberalismo, esa plaga que profundiza la desigualdad en la distribución y que se extiende en todo el mundo? Quizá las respuestas son tantas como almas en búsqueda de otros mundos posibles hay en Nuestramérica: vamos porque buscamos otras formas de compartir aprendizajes con nuestros estudiantes, vamos porque estamos convencidos de que encontrarse es un modo fundamental del tejido de la red, una red que además de no tener fronteras, no tiene precio, ni obedientes, ni caciques, ni burocracia institucional. Una red que va latiendo con el pulso de intenciones diversas, de entramados no tan explicables, pero que nos tiene en el horizonte de transformar las escuelas, adentro afuera, armarlas y romperlas, que nos hace buscar transformar las políticas publicas, pero también que nos tiene cuestionándonos nuestros lugares de reproducción del patriarcado: en el día a día, en nuestros consumos abusivos que retuercen aún más las entrañas del planeta, teniendo presente siempre nuestra complicidad, con el colonialismo, con los extractivismos, con ese avasallante modo de ser humanas en nuestra era.

Todo esto somos. Somos familia, una nueva forma de familia, que recibe frío y calor, que teje quizá una sociocracia, esa palabra que tanto sonó. Fuimos educaciones posibles en nuestro inicio, hoy somos transformación, transición... al menos por ahora.

German

German

Director de La Educación Prohibida y miembro de Reevo
Descripción

Soy Argentino, viví siempre en Zona Sur del Gran Buenos Aires. Estudié Producción y Dirección de Radio y TV en el ISER. En 2009 comencé a investigar sobre educación alternativa, proyecto que terminó...

Comunidad EPEP (Argentina)

Comunidad EPEP (Argentina)

Espacio de intercambio de la Comunidad del EPEP, conformado por los participantes de sus diferentes ediciones
7mo EPEP - Organización 6to EPEP - Organización 5to EPEP - Organización 4to EPEP - Organización

Archivos